viernes, 15 de mayo de 2015

Domus

Agalma, 2015
Dijo Borges una vez que los temas en literatura son tan pocos... Y es verdad. Será porque los seres humanos arrastramos, siglo tras siglo, los mismos problemas existenciales. La familia suele ser uno de esos temas universales, sobre todo en poesía. Sin embargo, poco se ha dicho sobre la familia de nuestros días, tan fragmentada, con los hijos a la deriva o los hogares mayores donde la enemistad divide, la mesa incompleta, la soledad que crece mientras crecen los pisos de la casa. Un panorama herido aparece en las líneas de Domus (Agalma, 2015). Allí el poeta nos coloca frente a las imperfecciones del hogar, tal vez para que podamos meditar y guarecernos de todo aquello que la vida moderna desune (en mitad del libro leerá “aviso publicitario”). El poeta quiere que valoremos nuestro hogar; sabe que en un momento la desolación es inevitable: «Qué sucede / si una casa se cae / si se va derrumbando / a pedazos / si el techo sucumbe / ante la mirada de todos / y nadie puede hacer nada / nada / ni la oración / ni el ruego / ni dios / nadie / logra impedir / que se caiga». Conforme vayamos adentrándonos en los demás poemas nos daremos cuenta que más que hablar del fin de la casa por fuera, habla de la catástrofe por dentro. 

RECONOCIMIENTO.-
Domus es la primera publicación de Moisés Azaña. Es un honor y no un pecado confesar que es mi amigo desde hace ocho años. A Moisés lo conozco desde la academia. El ingresó a Filosofía y no a Literatura, como se esperaba. En San Marcos se ganó el aprecio de muchos amigos. También llamó la atención de gente de Católica y Villarreal, casas donde se aprecia mucha la literatura y donde todos los estudiantes de Letras terminan comulgando en los bares Don Lucho y Queirolo del jirón Quilca. El año pasado Moisés ha demostrado su calidad como poeta en diversas premiaciones y ha sido entrevistado por el mismísimo Hildebrando Pérez Grande, figura vigente de la poesía nacional. Moisés, además, es todo un personaje. Tiene la mayor parte de las actitudes de un artista y puede resultar muy interesante cuando se le conoce, solo no vayan a esperar que llegue temprano a una cita. Además parece salido de las páginas de Los detectives salvajes de Bolaño, esos personajes que asumen el riesgo de entregarse por entero a la poesía, a la vida, ese existir sin timón y en el delirio.

César Chumbiauca

Para adquirir un Domus:
  • azana.ortega@gmail.com
  • Librería El Virrey (Lima).
  • Librería Rocinante (Jirón Quilca y jirón Rufino Torrico).
  • Editorial Agalma (Facebook) 



0 comentarios:

Lo más leído