miércoles, 18 de octubre de 2017

Sistema Nacional de Bibliotecas: compromiso y gestión

(Director de la BNPAlejandro Neyra, junto al Ministro de Cultura, Salvador del Solar, y autoridades de la Biblioteca Pública de NY. Imagen: BNP)

Hace unos meses, cuando Alejandro Neyra Sánchez asumió la dirección de la Biblioteca Nacional del Perú, pareció que por su perfil de diplomático se dedicaría más a recuperar libros tal como fue la línea de su antecesor, Ramón Mujica Pinilla. Sin embargo, Neyra y todo el equipo de la Biblioteca Nacional ha emprendido un ambicioso proyecto sobre la falta de servicios culturales públicos, un proyecto que quizás no sea tan ambicioso si miramos el caso de Argentina o Colombia, y es el de concretar finalmente un verdadero sistema nacional de bibliotecas.

Por eso ha sido grato enterarnos que a fines de setiembre de este año el director nacional junto con el ministro de cultura, Salvador del Solar, viajaron a Estados Unidos para conocer la gestión de la Biblioteca Pública de Nueva York y todo el sistema de bibliotecas de dicha ciudad. El perfil diplomático de Neyra ha resultado idóneo para establecer nexos de colaboración con los altos cargos de esta ejemplar biblioteca. Como se sabe, a mediados del siglo pasado Jorge Basadre también se basó en ella para restaurar nuestra biblioteca nacional con servicios modernos y la aplicación de técnicas de la bibliotecología norteamericana de ese entonces.

Por otra parte, los bibliotecólogos que trabajan en la BNP están conformes con que se haya disipado la malsana imagen que relacionaba a nuestros colegas con la mafia dedicada al tráfico de patrimonio bibliográfico, todo por una confusa denuncia. Por el contrario, ahora ellos son considerados profesionales estratégicos para sacar adelante el sistema nacional. Da gusto visitar la página de Facebook de la BNP y enterarnos de la labor responsable que están realizando todos allí, desde la persona que cataloga hasta la dirección ejecutiva.

Compromiso y buen clima organizacional es un primer paso para el arduo, complejo y tedioso proceso que es implementar un buen sistema nacional. Las bibliotecas periféricas de la BNP no se dan abasto para servir a toda la capital. Hay distritos que no tienen siquiera una biblioteca municipal, mientras que en otras existen algunas creadas por iniciativa de los mismos pobladores, que son las bibliotecas comunales. El esfuerzo no debe terminar en un sistema limeño de bibliotecas, tiene que expandirse para que sea efectivamente nacional. Es lo que ha recalcado el director de la BNP en algunos medios. Por eso resulta importante la colaboración del Colegio de Bibliotecólogos del Perú y aprender de los modelos de sistemas de bibliotecas universitarias como el de la Pontificia Universidad Católica del Perú. También se debe considerar el aporte de los centros de enseñanza de nuestra profesión cuando realizan estudios de la realidad de las bibliotecas públicas en nuestro país. Ruth Alejos Aranda, una de mis profesoras en la universidad, decía que para implementar un sistema nacional de bibliotecas era necesario establecer centros coordinadores en todas las regiones, pero que la creación de estas unidades de información no estaba dándose desde las autoridades, por lo que era mejor empoderar a las comunidades. Es una tesis que se puede robustecer desde la academia y aplicarse desde la BNP y el Ministerio de Cultura.

Que no decaiga el inmenso esfuerzo y compromiso. Hasta el sentido común nos dice que las bibliotecas públicas son importantes, porque además de fomentar la lectura y servir como un espacio cultural, conjugan muy bien con la educación y el turismo. Alentemos este proyecto.

César Antonio Chumbiauca

0 comentarios: