lunes, 15 de febrero de 2016

La información sobre seguridad

Publicación del Instituto de Defensa Legal

Por César Chumbiauca

Ahora, que estamos en campaña electoral, algunos candidatos han prometido que, en caso ganen las elecciones, sacarán a las Fuerzas Armadas a las calles. Muchas personas están de acuerdo con la propuesta, pero ¿qué nos hace pensar que con la participación de los militares se acabará el crimen? ¿Cuáles son las fuentes que demuestran que tendrán éxito? No solo nosotros estamos mal informados, los políticos también lo están e incluso el mismo Estado no maneja cifras muy veraces cuando de explicar el fenómeno delictivo se trata.

Apenas el pasado diciembre se publicó Seguridad ciudadana: informe anual 2015, balance del gobierno de Ollanta Humala: un quinquenio sin cambios sustanciales (Lima: Instituto de Defensa Legal). Un pequeño apartado del libro menciona el estado de la información sobre seguridad y explica sus problemas:
  1. Existen falencias en la manera en que las instituciones estatales recogen datos, lo que genera información de baja calidad lo cual resulta en políticas fallidas contra la criminalidad. 
  2. La data que muestran dos instituciones estatales diferentes (por ejemplo el Observatorio de Criminalidad del Ministerio Público y el Ministerio de la Mujer) acerca de un mismo problema sobre seguridad suelen ser incoherentes.
  3. Los ciudadanos no siempre denuncian un asalto o un ataque, lo que lleva a pensar que los índices de robos son bajos en comparación a la realidad.
  4. La buena información no reduce el temor de la población si es que los datos no están disponibles y no son amigables para el entendimiento del ciudadano de a pie.
Volviendo al tema de si debemos permitir que los militares salgan a las calles, el periodista Gustavo Gorriti, experto en temas de derechos humanos, señaló que no hay pruebas en ninguna parte del mundo acerca del triunfo de los militares en la lucha contra la criminalidad y más bien existe lo contrario, es decir, casos donde al usar a los militares la situación empeoró: “Sería entrar en algo no solo improductivo, sino contraproducente. Es pura demagogia", declaró al diario La República.



0 comentarios:

Lo más leído